Iglesia de la Purificación

        La iglesia parroquial de Fortanete es un templo barroco, construido en la segunda mitad del siglo XVII bajo la advocación de Nuestra Señora de la Purificación. Su construcción finalizó en 1693. Presenta tres naves cubiertas con bóveda de medio cañón con lunetos, crucero con cúpula y linterna, y brazos del crucero con bóvedas en forma de concha. La cúpula se levanta sobre pechinas que contienen pinturas de excelente calidad representando a los Evangelistas. El brazo izquierdo del crucero tiene adosado una capilla, ya del siglo XVIII, cubierta con bóveda vaída con linterna. Un entablamento barroco recorre toda la nave principal.

        El retablo mayor original fue desmantelado durante la Guerra Civil, por lo que el actual es neobarroco, realizado en 1957 por el taller zaragozano de los Navarro. Lo presiden imágenes modernas de la Purificación de la Virgen, San Pedro, San Pablo y la Santísima Trinidad.

        El atrio o pórtico exterior posee tres esbeltos arcos de medio punto sobre pilares de excelente cantería. La portada es adintelada, con frontón curvo partido.

        La torre-campanario es muy esbelta, de cantería, y presenta tres cuerpos. Se corona con chapitel de piedra y veleta. En el interior de la torre y en un lateral exterior todavía se advierten restos de estructuras de una edificación anterior de época medieval.

        El estilo arquitectónico de esta iglesia se corresponde con las características generales del Barroco en el Maestrazgo, destacando principalmente por sus grandes dimensiones y monumentalidad.

        La Iglesia de Fortanete se construyó, probablemente, bajo el mecenazgo de un ilustre fortanetino perteneciente a la Orden de San Juan, Fray D. Miguel Gerónimo de Molina y Aragonés, obispo que fue de Malta y Lérida, según reza el escudo con tocado arzobispal que aún puede contemplarse en la fachada del ayuntamiento: un mecenas que ayudó económicamente a erigir el templo, animado por el espíritu de la Contrarreforma católica.

        La iglesia parroquial de la Purificación de Fortanete fue declarada Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, por decreto 225/2001, de 18 de septiembre, del Gobierno de Aragón.